Chris Hemsworth para GQ España por Matthew Brookes


Chris Hemsworth ha dejado de ser Thor, pero sigue teniendo el palmito de un dios nórdico. Así que cuando me giro en busca de un zumo de naranja y me doy de bruces con él por casualidad en el bufet del desayuno del Hotel Corinthia de Londres, mi primera impresión es la de estrellarme contra una pared. Son las siete y media de la mañana. Va vestido con unos vaqueros y una camiseta de algodón gris que a duras penas contiene sus bíceps y, sin querer, me he metido en su espacio personal. Le miro con cara de sorpresa y debo de haber abierto los ojos como platos porque él enarca las cejas y me sonríe con un gesto simpático que no resulta autocomplaciente. 'Sí, soy Chris Hemsworth, me has descubierto', parece querer decir con ese rictus amable y, seguramente, mil veces ensayado delante de los fans. Sólo que yo no soy un fan y, después de meses negociando y preparando esta historia, podría haberlo reconocido con las luces del restaurante apagadas. Pero él no tiene por qué saberlo. "Hola, soy parte del equipo de GQ que dentro de un rato va a hacer el reportaje contigo", le suelto a bocajarro. Ahora, el sorprendido es el actor. "Oh, genial". Su sonrisa se ensancha. "Chris", se presenta tendiéndome la mano, como si ahora sí que sintiera que es necesario. "Héctor", le contesto correspondiendo a su saludo. "Ok, nos vemos en un rato", concluye. Después, se dirige a su mesa; y yo me sirvo mi zumo de naranja.

Fotografías: Matthew Brookes
Realización: Joana De La Fuente
Producción: Natalia Torres Polo
Peluquería y Maquillaje: Matteo Silvi @ Milton Agency y Luca Vannella @ Milton Agency Productora Local: Mad Productions (@ Mad_Prod)
Bts: Philipp Paulus
Asistentes De Fotografía: Dale Cutts, Liam Clarke y Philip Hewitt
Asistente Digital: Brian Cleaver
Vídeo: Rich Miller
Asistente De Moda: Juan Luis Acanio
Asistente De Moda Local: Peter Aluuan
Set Designer: Jacki Castelli @Lalaland Artists

No hay comentarios.