What are you looking for?
jueves, mayo 09, 2019

Iván Sánchez para Esquire México por Carlos Ruíz


Iván Sánchez es inquieto. Nunca se queda inerte. Nunca se queda en un mismo lugar: ya sea una nación, ya sea un continente, ya sea la silla en la que está sentado mientras se le entrevista previo a que el maquillista lo prepare para la sesión de fotos. Se levanta, da unos pasos, se vuelve a sentar... minutos después repite la misma rutina. Una y otra vez. No luce nervioso, más bien parece que en su cabeza pasan mil y un pensamientos sobre su siguiente destino, su siguiente proyecto. El siguiente lugar físico o simbólico al que arribará, como si se tratase de una veleta ávida siempre de llegar a nuevos puertos. ¿A cuál? Eso es lo de menos. El actor y modelo ibérico de 44 años está consciente de eso y lo dice con orgullo. “La clave”, comenta, “está en nunca quedarse estático”. Y nos lo menciona con el mismo entusiasmo de un niño que comienza a conocer el mundo y sus secretos. Incluso, se jacta de seguir siendo, en el fondo de su ser, un infante que no pierde la capacidad de asombro.



Add your comment