×

LATEST POSTS



A lo largo del tiempo han existido personalidades que además de influir en el estilo de su generación, han dejado huella para formar parte de los clásicos que siempre serán parte de nuestro guardarropa. Eduardo VIII, “Duque de Windsor”, fue uno de los caballeros que marcó una etapa en el vestir masculino, gracias al auténtico estilo que expresaba su personalidad con total desapego por las reglas de moda de los años 30.


Su extraordinario gusto, lo hizo un sujeto popular entre los paparazzis y en algún momento la persona más fotografiada del mundo. Él sabía cómo vestirse y cómo vestirse bien, influyendo a los caballeros del mundo a la hora de elegir su ropa de sastrería. Entre muchas otras particularidades, usaba sus corbatas de una manera especial, en una versión muy grande. Fue así como adoptó el nudo ancho de forma triangular y decisivamente elegante de la marca de origen italiano, Scappino; lo que hizo que en Europa se le conociera como el “Nudo Windsor” o "Nudo Scappino”, siendo tan famoso que invadió la publicidad de la época.

Aprende los pasos para lograr el Nudo Scappino:





1.       Acomoda la corbata alrededor de tu cuello. Coloca el extremo más ancho a la derecha y 30 cm más abajo que el lado más angosto a la izquierda.
2.       Cruza el extremo ancho sobre el extremo angosto.
3.       Cruza el extremo ancho de tu corbata por debajo del extremo delgado y pásala arriba de la intersección de los dos extremos.
4.       Tira del extremo ancho por debajo del extremo angosto.
5.       Perfila el lado ancho hacia la derecha.
6.       Cruza el extremo ancho por arriba de la intersección de los extremos.
7.       Vuelve a perfilar el extremo grueso a la derecha, de modo que el extremo ancho quede al revés.
8.       Cruza el extremo ancho detrás del extremo delgado.
9.       Repite el paso 3.
10.   Pasa el lado más ancho que acabas de jalar por arriba de la intersección de los dos extremos e introdúcelo por el nudo flojo.
11.   Ajusta el nudo de manera que se acomode exactamente en el medio del cuello y verifica que la corbata llegue hasta la pretina del pantalón.

Hoy en día, el nudo de corbata Scappino/Windsor, sigue siendo el nudo por excelencia, sinónimo de elegancia y buen gusto; ideal para aquellos que como el Duque de Windsor, se ocupan del más mínimo detalle de su vestimenta.


Imágenes | Cortesía
Editorial, Fashion for men, photoshoot, cover, magazine, model, male model, runway, runway show, actor
© Male Fashion Trends. Developed by ThemeShine.