Arturo Muselli para Corriere della Sera en fotos de Uli Weber


Detrás de la feroz mirada de Blue Blood en "Gomorra" hay un actor educado (y adicto al trabajo), que preparó la parte del jefe como si fuera un personaje de Shakespeare. "No puedo estar sin desafíos. Son mi droga". Ya sea para llevar el teatro (en inglés) a las calles de Nápoles o para escribir el guión de una película. A la edad de 19 años, Arturo Muselli fue a las audiciones con Sorrentino porque "actuar es como jugar con los disfraces que solía hacer cuando era pequeño".




No hay comentarios.