Louta para L'Officiel Argentina en fotos de Battellini


Ahí está Jaime, es el que cruza la calle Zabala, el que hace como que fuma pero sin llevar un cigarrillo entre los dedos, alto, un obelisco. Va rumbo a un café en Colegiales, su barrio, colonizado por la estética vintage. Aquí, cafecitos y bistrós florecen como margaritas silvestres pero con pretensión de antigüedad; creen que existen desde la década del 50. La misma mesa en la que va a sentarse está hecha de una máquina de coser reciclada y las sillas asemejan descartes de un remate. Es un efecto visual similar al que causa su imagen, tan igual a la del modelo de la fotografía “El jugador” de Marcos López. Louta, como se conoce a Jaime James, parece venido de un agujero negro entre los años 40 y 50. No tiene nada que ver con el estilo urban del trap y del hip hop, ni con lo que queda de las subculturas exhaustas que alimentaron por décadas al rock y al pop: peinado a la gomina, chomba de hilo, pantalones tiro alto de vestir, zapatos sin onda. Pero Jaime, 25 años, es Louta solo cuando se enfunda en ese guardarropa de antihéroe y convierte el escenario en un tembladeral psíquico. “Yo quiero ser de esta época todo lo que pueda”, dice ahora,




Imágenes | Cortesía
Editorial, Fashion for men, photoshoot, cover, magazine, model, male model, runway, runway show, actor

No hay comentarios.