Memo Ochoa para GQ México por José Carlos Martínez


Guillermo Ochoa se recluyó en la isla de Córcega, en 2011, tras ser acusado de dopaje por clembuterol. Ocho años, muchos kilómetros y varios idiomas después, el portero ha vuelto a casa y, en entrevista, habla para GQ México sobre lo que pasó en Europa y lo que no pudo ser.



No hay comentarios.